Descubriendo a Maxthon

Workspace

Aunque sólo se hable del omnipresente Internet Explorer y de Firefox y Opera, hay otras opciones esperándote.

La primera regla de Maxthon es “No hables de Maxthon”. Si Firefox y Opera son los navegadores favoritos de los amantes de lo diferente, entonces Maxthon debe ser su musa. En los últimos cuatro años Maxthon ha sido desarrollado calladamente por un grupo de devotos desarrolladores y usuarios. Y lo realmente curioso es que es prácticamente desconocido a pesar de contabilizar más de 46 millones de descargas. Para demostrar que es prácticamente desconocido pueden hacer una sencilla prueba en Google haciendo búsqueda sobre Maxthon y Firefox. Mientras que los resultados del primero no llegan a los tres millones y medio, los del segundo superan los 340 millones.

Podría pensarse que esto es consecuencia de un mal producto, pero son muchos los que afirman que este navegador es el más simple y perfecto para ser utilizado por cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Los defensores y fieles seguidores de la fuente abierta, que en el mundo de los navegadores se ve reflejado por Opera y Firefox, tienen contra Maxthon que utiliza el mismo motor que Internet Explorer, lo cual quiere decir que lo que funciona en Internet Explorer funciona en Maxthon. Pero tiene, además, muchas características eficientes adicionales.

Quizá una de las más destacadas, o que por lo menos gustó mucho en Firefox, es su interfaz de exploración por pestañas, que ofrece una mejor experiencia de navegación sin quitarle espacio a la barra de tareas. Todas las páginas de Internet son ordenadas dentro de la ventana principal de Maxthon.

Maxthon introduce otra revolucionaria tecnología para acelerar su exploración, que es el denominado Súper Drag & Drop. El él habilitado, el usuario puede abrir nuevos enlaces simplemente arrastrando y soltando (Drag & Drop) el enlace en la página.

Maxthon provee una barra de favoritos personalizable para obtener un mejor acceso a los enlaces o favoritos de otras carpetas. Se pueden abrir todos los favoritos dentro de una carpeta, o definir algunos favoritos como “Los más favoritos” en la “side bar” y abrirlos cuando Maxthon arranque.

Las ventanas emergente están controladas con Maxthon, junto con la intimidad del usuario, puesto que con Maxthon, se puede borrar toda la información de su exploración fácilmente e incluso automáticamente.

Destacar también que, al estar basado en Internet Explorer, admite los plugins preparados para el navegador de Microsoft, aunque también hay muchos desarrollados específicamente para Maxthon.

Maxthon ofrece un montón más de características, pero lo mejor que puedes hacer es descargártelo y probarlo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor