Los millennials y cómo se relacionan con la tecnología

EmpresasGestión empresarial

Un 74% de los jóvenes encuestados piensa que la tecnología ayudará a resolver los principales problemas de los países.

La empresa china Honor ha encargado a la consultora Penn Schoen Berland (PSB), la realización de una encuesta entre 1.503 jóvenes de Francia, Alemania y Reino Unido, para conocer la relación entre la tecnología y los llamados ‘millennials‘.

La Generación Y es la más preparada de la historia, con varias carreras e idiomas, pero también es la generación “perdida” que solo encuentra contratos temporales y precarios. Aspiran a tener un trabajo que les estimule y les permita pasar tiempo con su familia, disfrutando de la vida, aunque para ello tengan que tomar decisiones arriesgadas o renunciar a un sueldo mayor.

Sin embargo, esta encuesta va más allá. No solo analiza las preocupaciones de la juventud en cuanto a temas laborales, políticos o familiares, sino que se centra en comprender la relación de los millennials con la tecnología. Según el estudio, nueve de cada diez jóvenes no puede estar más de dos horas sin consultar el smartphone. Esto no es de extrañar ya que crecieron al mismo tiempo que el desarrollo tecnológico. Han madurado conviviendo con unos avances que cada año les permiten más posibilidades de conexión a lo largo y ancho del planeta (el 70% usa el mundo digital para sentirse más conectado con sus amigos).

Están tan acostumbrados al uso de las TIC en su día a día que ha llegado a formar parte de su realidad hasta el punto que el 57% de los encuestados considera que apoyar una causa a través de las redes sociales puede llegar a ocasionar un cambio social y político. Incluso, un 74% considera que el desarrollo tecnológico tendrá un papel importante a la hora de encontrar solución a los principales problemas de sus países, entre los que se encontraría el terrorismo, la inmigración y la economía. También esperan que la tecnología impulse el desarrollo de la educación y la sanidad. Tantos beneficios chocan, sin embargo, con la preocupación del 53% sobre un posible impacto negativo en las futuras generaciones a causa de la rápida evolución de las nuevas comunicaciones.

En cuanto al consumo, son una generación bastante exigente, que valora más las capacidades del dispositivo que el precio, el aspecto, o la marca. Aunque un 46% reconoce no comprar tecnología si no conoce a otra persona que la haya probado. Y una vez adquirido el dispositivo, esperan entre uno o dos años antes de cambiarlo por uno nuevo.

Los smartphones son los gadgets estrella, pues un 56% reconoce que pueden sustituir a otros como los laptops, ordenadores o tablets. Además son muy conscientes del avance de la conectividad y la consideran imprescindible en el futuro. Hasta un 71% de los jóvenes encuestados espera que, en los próximos 5 años, la mayoría de sus electrodomésticos se puedan programar desde el ordenador o el móvil. Y aunque los jóvenes franceses y británicos prefieren una casa inteligente, los alemanes se han decantado por los wearables o la tecnología de realidad virtual.

Otra parte que Honor ha querido analizar en su encuesta es la opinión de esta generación sobre las empresas TIC. Lo jóvenes de Europa relacionan a las compañías de producción tecnológica con la innovación, la creación de oportunidades y experiencias divertidas, así como la fabricación de productos útiles y que ayudan a ser más productivas a las personas, por delante de otros sectores como el sanitario, el financiero, empresas energéticas o del sector de la moda. Para la mayoría (70%) que la marca tenga sus mismos valores es importante, así como que ofrezca productos de calidad y fabricados de manera responsable, o que apoye alguna causa social. Un 67% da importancia a que la marca le aporte alguna experiencia interesante.

Honor, creada por Huawei hace más de dos años, está especializada en la fabricación de smartphones para nativos digitales. La empresa se adapta a este exigente grupo de clientes con la venta de productos como el Honor 6+ o Honor Holly , además del wearable Honor band Z1 y la venta online. Con esta encuesta la firma china busca conocer más de cerca a su cliente potencial.