Despiden a la instructora de yoga de Facebook por impedir que en sus clases se pueda consultar Facebook

Empresas

Esto es como el chiste de los dos vascos que salen al monte a buscar setas cuando uno encuentra un Rolex y exclama “¡ayvalaostia, Patxi, un Rolex!” y el otro repone “¿hemos venido a Rolex o a perrechicos, cagoendios?”. Si estamos en clase de yoga habrá que desconectar un ratico del Facebook. Pero al parecer en la sede de la propia empresa no están del todo conformes y han prescindido de los servicios de una instructora de esta disciplina que en una de las clases llamó la atención a una empleada de la conocida red social porque estaba consultando el móvil. La alumna se quejó y el resultado es que la instructora ya no trabaja allí.

Durante una de las clases de yoga que se imparten en la sede de Facebook en Menlo Park (California) para empleados de la empresa la instructora, Alice van Ness (ninguna relación con el monstruo del lago), se dio cuenta de que uno de sus alumnos estaba tecleando en su móvil por lo que pidió a todos que desconectasen los terminales.

La alumna que estaba tecleando dejó de hacerlo, silenció el móvil y lo depósito en el suelo cerca de donde se encontraba efectuando sus ejercicios. Poco después van Ness se dio cuenta de que la misma alumna continuaba consultando su móvil así que le dirigió una mirada molesta mientras exclamó “¿en serio?”. La alumna abandonó la clase y al término de la misma van Ness se encontró con la noticia de que había sido objeto de una queja realizada por la alumna.

Dos semanas más tarde la empresa que había contratado a la instructora de Yoga para impartir clases en la sede de Facebook le comunicaba que prescindían de sus servicios. Lo cierto es que Alice van Ness reconoce que fue informada específicamente de que debía aceptar determinadas circunstancias en sus clases, como que los alumnos pudiesen consultar sus teléfonos móviles. En Facebook nada es más importante que consultar el estado del Facebook.

Desde Facebook declaran que la empresa no tiene ningún vínculo contractual con Alice van Ness y que no son responsables de las decisiones que realizan las empresas con las que externalizan sus servicios. ─[Elephant Journal]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor