La DGT trabajará con Mobileye para mejorar la seguridad vial en España

InnovaciónInvestigaciónSeguridadSoftware

Con esta colaboración la DGT pretende adaptar sus infraestructuras a la llegada de los coches autónomos.

El año 2017 se despidió dejando una cifra de más de 1.200 víctimas mortales en accidentes de tráfico, 39 más que el 2016. Y el comienzo de 2018 con los problemas circulatorios debido al temporal de nieve deja claro la necesidad de mejoras en la seguridad vial de las carreteras españolas. Por eso, la DGT, dentro de su programa “Visión Cero” que tiene como objetivo reducir estas cifras a cero muertos y heridos graves en la carretera, ha anunciado su asociación con la empresa Mobileye.
Esta colaboración no sólo pretende reducir el número de accidentes mortales de tráfico sino, además, tiene como objetivo preparar la infraestructura y normativa españolas a la llegada de los coches autónomos.
La empresa Mobileye pertenece a Intel desde que el fabricante de chips la comprara el año pasado por 15.000 millones de dólares. De origen israelí, Mobileye es una de las firmas con más presencia a nivel global, se dedica al desarrollo de sistemas de sensores para evitar colisiones en el coche, centrados principalmente en las tecnologías de asistencia a la conducción autónoma.
Son, precisamente, estos sistemas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) los que  pretende usar la DGT, porque detectan riesgos en las carreteras como posibles atropellos o colisiones y alertan al conductor en tiempo real.

La responsabilidad en caso de accidente

Hace unos meses Amnon Shashua, CEO de Mobileye y vicepresidente primero de Intel presentó una formula matemática con la que demostrar la seguridad de los coches autónomos. Este modelo, denominado Responsibility Sensitive Safety, viene a demostrar la responsabilidad que pueden tener los coches sin conductor en los accidentes. “Es muy improbable que el conductor más responsable, consciente y precavido sea el responsable de un accidente, especialmente si tiene una visión de 360º y unos tiempos de reacción rapidísimos, como los que van a tener los vehículos autónomos” explicó Shashua durante el World Knowledge Forum celebrado en Seúl. Intel defiende la necesidad de crear nuevos parámetros que determinen la responsabilidad en un posible accidente entre un coche conducido por una persona y uno autónomo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor