Diario de Clase: la niña que revoluciona la educación en Brasil desde Facebook

Empresas


Se llama Isadora Faber y un día tuvo la feliz idea que comparte con muchos de los que sean un blog o un perfil en una red social: contar lo que pasa cerca de mi. La diferencia con la mayoría de estas personas es que Isadora es una niña y lo que cuenta son las deficiencias que encuentra en su centro escolar con la idea de que lleguen a oídos de quienes tengan responsabilidades en esa metería y se decidan a arreglar lo que no funciona. Una iniciativa que ha contado con un apoyo masivo y fulminante ya que desde que abrió su pagina el 11 de julio (de este año) ya ha logrado más de 170.000 seguidores. Nada como quejarse para que a uno le hagan caso.

Inspirada por ejemplo de una escolar escocesa que se dedicó a emplear su presencia en las redes sociales para poner de relieve la pésima comida escolarque se les ofrecía en el colegio y que a todas luces era manifiestamente mejorable, Isadora prefirió no ceñirse únicamente al aspecto gastronómico sino que recogió cualquier fallo que encontraba en su colegio, situado en Florianópolis, en el sur del país carioca.

La página se llama “Diario de Clase” y enumera desde las deterioradas instalaciones deportivas hasta la peligrosa presencia de dispositivos susceptibles de pegarle un rampazo al primero que pase cerca. Mediante la inserción de fotografía y películas de dichas deficiencias ha ocasionado a la pequeña algunas reprimidas iniciales por parte de sus maestros pero no ha tardado mucho en apreciarse el efecto de critica constructiva llevando incluso al despido de un profesor calificado como “absolutamente ineficaz.

Ahora se pide que otros escolares emulen este procedimiento para ayudar a mejorar la educación nacional.-[Diario de clase

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor