Diez consejos para ahorrar en la factura teléfonica

Movilidad

La especialista en soluciones al gasto telefónico de las empresas, Telcomunity, establece un decálogo para reducir este tipo de costes.

Las facturas telefónicas que llegan puntualmente cada mes, son muchas veces, más gruesas de lo que nos gustaría. La especialista en el nuevo sector delTelecom Expense Management(TEM), Telcomunity, ha establecido las diez claves fundamentales para conseguir ahorrar en telefonía, todas ellas válidas tanto para las empresas como para los particulares.

1. Valorar el coste de las medidas a tomar. El precio de los recursos empleados para estudiar la forma de ahorrar, nunca debe ser superior a las posibilidades de ahorro.

2. No dejarse engañar por las letras pequeñas. Aunque es un tópico conocido, el 60% de las ofertas y promociones son engañosas o facilitan el mal entendido.

3. Valorar las ofertas de forma anual y no a corto plazo. Las ofertas que nos llegan suelen tener un plazo corto de vencimiento a partir del cual el contratante debe permanecer bajo condiciones que, a veces, no son demasiado favorables.

4. Conocer el perfil oficial de gasto y qué usuarios lo varían. El mejor ejercicio es saber qué tipo de usos son los que suponen el 60%-70% del coste bruto

de nuestra factura.

5. Cuidarse de las tarifas planas. Es mejor negociar un precio justo y competitivo para cada tipo de uso según el volumen real de gasto del conjunto de líneas mes a mes.

6. Conocer los derechos y cauces de reclamación. Es muy importante exigir el número de referencia de cualquier reclamación por escrito.

7. ‘Mejor libre que atado’. Muchas veces sucede que por ahorrar en la compra de un terminal, acabamos comprometiéndonos por demasiado tiempo, y quizá en unas condiciones contractuales poco favorables para nuestro bolsillo.

8. Valorar el trato y nivel de servicio. Es importante ponderar dónde se sitúa el equilibrio entre el servicio y el precio.

9. Atención con los nuevos servicios y tecnologías. También valen dinero, y si no nos interesan, lo mejor es restringir su uso.

10. Huir de la portabilidad por sistema. El proceso de cambio de un operador a otro suele ocasionar muchos problemas, entre ellos, la pérdida de numeración por trabas técnicas o burocráticas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor