Dirk Ahlborn: “Hyperloop no es ciencia ficción”

CienciaInnovación
0 8

El CEO de Hyperloop Transportation Technologies asegura que el sistema de transportes podría estar funcionando primero en Asia, África o Medio Oriente para el año 2019.

Elon Musk es esa especie de Tony Stark de carne y hueso que está haciendo realidad muchos de los sueños de Julio Verne y marcando un antes y un después en el mundo de los transportes con Tesla, Space X y su proyecto Hyperloop. Este último permite recrear ese sistema para viajar a través de tubos que hemos visto en numerosas películas de ciencia ficción y que constituiría una alternativa a los viajes en tres, avión o barco.

Hyperloop permitiría recorrer distancias de 500 kilómetros en apenas media hora, viajando a velocidades a más de 1000 kilómetros por hora. Mucho más rápido que cualquier tren de alta velocidad. “Esto no es ciencia ficción, es realidad. Es muy fácil, porque la tecnología ya la tenemos. Sabemos que podemos hacer tubos, que podemos meter una aspiradora dentro de un tubo, que podemos mover un tren sin tocar el suelo… Lo que estamos haciendo es optimizar el sistema. En realidad es una idea muy vieja”, nos cuenta Dirk Ahlborn, CEO de Hyperloop Transportation Technologies (HTT), quien recuerda que el primer intento de construir un sistema similar fue en 1860 y la primera patente data de 1910.

En principio, parece que la principal barrera para construir un medio de transporte como éste es el coste. Además de las infraestructuras (hay que montar toda una red desde cero), pensamos en que un viaje en Hyperloop no sería precisamente asequible para el común de los mortales. Sin embargo, el consejero delegado de la startup aclara que en realidad tendrá un ROI más rápido que cualquier otro sistema y será más barato que un viaje en tren para los pasajeros.

“La diferencia de Hyperloop es que te permite ganar dinero. Por ejemplo, en un trayecto de Los Ángeles a San Francisco, cobrando 30 dólares por billete, el sistema sale rentable en 8 años. No hay ningún sistema de tren en todo el mundo que ofrezca beneficios en ese plazo”, asegura Ahlborn, al que hemos podido entrevistar en Barcelona durante el reciente 4YFN.

El responsable asegura que el primer Hyperloop para pasajeros estará funcionando para finales de 2018 o principios de 2019. Actualmente la startup (una de las dos que investigan sobre la tecnología de Musk) se encuentra negociando para implementar este revolucionario sistema de transporte terrestre en veinte ubicaciones distintas. “Estamos hablando en EE.UU, en Europa, pero donde veremos Hyperloop primero será en Asia, Indonesia, África y en Medio Oriente”, afirma.

El papel de Musk

Pese a ser su principal ideólogo, el papel actual de Elon Musk en Hyperloop sería de apoyo. Según Ahlborn, “somos completamente independientes. Él dice que no tiene tiempo porque está trabajando en Space X y Tesla, pero está ayudando a la comunidad, haciendo una competición de open source para el proyecto con las universidades donde estamos viendo ideas muy interesantes”.

La startup cuenta con una iniciativa denominada Hyperloop Academy en la que trabajan con talentos de las universidades para generar nuevas ideas y posibilidades para su tecnología.

Más cápsulas que la Nespresso

Hyperloop nace con la vocación de ser asequible a cualquiera, pero al igual que ocurre en los otros medios de transporte, también se podrá viajar en diferentes clases. Ahlborn nos cuenta que disponen de una clase business con pequeñas y cómocas cápsulas en las que solo hay plazas para unas 28 personas. Además, existen otras tres tipologías, incluyendo una económica y una local, que funcionará como una especie de metro, con trayectos más cortos y vagones más repletos de gente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor