DLI 9000 Rugged Mobile Tablet, rematadamente fea a la par de funcional

Empresas

Aunque hoy en día parece que lo único que se vende son tablets cuanto más finas filipinas mejor, en entornos rudos cual Chuck Norris lo más importante es que resistan todo tipo de perrerías. Y si además le añades el que cuenten con un completo sistema para aceptar todo tipo de pagos e identificar todo tipo de productos, el resultado es una tablet que, aunque se pasa los cánones de belleza tabletera por el forro, resulta increíblemente útil.

La DLI 9000 Rugged Mobile Tablet está pensada para el trabajo diario en tiendas. Por un lado es resistente al agua, polvo y golpes con una carcasa poco convencional que dispone de sujeciones para agarrarla con seguridad con cualquier mano.

Por otro en la parte trasera le han añadido un sistema de pago 5 en 1 con un lector magnético con un sensor de 3 pistas encriptadas, un panel para teclear pins, un lector RFID ISO 14443 con soporte SAM para pagos y aplicaciones NFC, un lector de tarjetas smartcard ISO/IEC 7816 EMV y un lector CMOS de código de barras y códigos 2D.

Gracias a esto no habrá método de pago que se le resista. Además también dispone de cámara delantera de 1,3 MP y trasera de 2 MP con flash, con 4 botones accesibles en el frontal y 2 laterales.

El conjunto lo completa una pantalla de 9,7″ 1024 x 768, un procesador Intel Atom Z670 a 1,5 GHz, 2 GB de RAM, un disco SSD de 64 GB, puerto USB 2.0 y HDMI.

En cuanto a la conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 2.1, GPS con chipset ublox 6 y antena interna Active Path, con radio Gobi 3000 GPRS/CDMA opcional.

Podrá usarse bien con Windows 7 o Android ICS, mide 106 x 263 x 15,4 mm y pesa 900g, lo cual no es excesivo teniendo en cuenta todo lo que lleva. Su único problema, además de un más que posible elevado precio que sabremos cuando salga a la venta en unos meses, es que su batería de 4.200 mAh sólo te dará 6 horas de autonomía. [Gizmag]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor