Doce universidades estadounidenses más se unen al Google Search Book

Cloud

Desde que en 2004 varias instituciones cediesen su archivo bibliográfico para el proceso de digitalización de Google, las incorporaciones no han cesado.

Hasta diez millones de volúmenes serán digitalizados para su consulta online. El objetivo es facilitar su acceso a investigadores y estudiantes de todas partes.

El proyecto de digitalización de libros de Google Search Book continúa con su imparable crecimiento. Desde que en diciembre de 2004 los centros universitarios de Michigan, Standford, Harvard y Oxford (además de la Biblioteca Pública de Nueva York) cediesen su archivo bibliográfico para la ambiciosa iniciativa, las incorporaciones no han cesado.

Ahora son los centros educativos de Illinois, Indiana, Iowa, Michigan, Michigan State, Minesota, Northwestern, Ohio State, Penn State, Purdue, Wisconsin y la Universidad de Chicago (12 en total) las que participarán en esta agresiva dinámica con la que se pretenden digitalizar hasta diez millones de volúmenes.

El principal objetivo es, según la presidenta de la Ohio State University, Barbara Snyder, ofrecer “recursos sin precedentes para los estudiantes e investigadores en todas partes”.

Para conseguirlo, es indispensable una buena digitalización de esos contenidos, un trabajo que, tal y como comentaban desde Google en los inicios de Google Search Book, “es caro”. La posibilidad de incluir obras completas en el buscador se limita a aquéllas cuyos derechos de autor hayan expirado y que, por tanto, se encuentren en el dominio público.

La Universidad Complutense de Madrid también llegó a un acuerdo con el buscador para volcar en el Google Search Book los cientos de miles de libros que componen el fondo de la biblioteca de esta institución académica española.

Este proyecto, que aspira a reunir en un catálogo online millones de ejemplares, no está exento de polémica. La Asociación de Autores de EEUU y varios grupos editoriales argumentan que la compañía viola los derechos de propiedad intelectual, una denuncia realizada también, hace un año, por el mayor grupo editorial de Francia.

La Martiniere buscaba proteger, con esa querella, a las tres editoriales del grupo, pues lo consideraban un “ataque al derecho de propiedad intelectual”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor