"Doctor, ¿es un iPod eso con lo que me quiere operar?"

Empresas
0 0

Desde que en “Videodrome” David Cronemberg nos enseñase cuán íntima puede llegar a ser la relación entre la carne humana y la tecnología, ya casi no nos llama la atención si entramos en un quirófano y vemos un iPod.

Pero no para reproducir música mientras tiene lugar la intervención, como hacían los sofisticados cirujanos plásticos de “Nip/tuck” sino para obtener resultados más precisos en operaciones en caderas y piernas. Y aún hay más.

No, no estamos hablando de que te implanten un iPod para luego sacarlo de tus entrañas, como en la mencionada “Videodrome” (ojo estómagos delicados).

Gracias al iPod, su pantalla táctil y sus capacidades inalámbricas los cirujanos pueden contemplar sin tener de por medio engorrosos cables ni grandes y pesados aparatos el interior del cuerpo del paciente para realizar adecuadamente las intervenciones quirúrgicas. Así no hay que andar con grandes estaciones de trabajo de por medio, grandes pantallas y soportes, carros y cables por todas partes.

La navegación por el interior del cuerpo del paciente del instrumental quirúrgico se realiza de manera más manejable con el pequeño dispositivo de Apple, que puede encontrar un mejor acomodo en las manos del cirujano que el gran monitor de ordenador habitual. BrainLAB AG, de Munich, ha creado un software especial de navegación anatómica para el iPod. Ahora esperemos que sea más fiable que los navegadores GPS y no dirija al cirujano a donde no debe. ─Antonio Rentero [Die Welt]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor