Dog House Sofa, el sofá de los mascoteros

Empresas

¿Cómo vas a dejar que tu mejor amigo no tenga un lugar apropiado para descansar junto a ti? Esas tardes en las que pasas horas leyendo, con el tablet o viendo la tele, tumbado, sentado o desmadejado en el sofá no son lo mismo si tu mascota no está cerca. Y ahí es donde llega este Dog House Sofa, que a pesar de llevar en el nombre la mención perruna también es compatible con gatos. Un lateral alberga un pequeño escondite perfectamente habilitado, con su cojín y todo, para que el mejor amigo del hombre comparta el mejor momento del día.

Obra del diseñador coreano Seugji Mun, cualquier gato y cualquier perro de un tamaño pequeño/mediano apreciará la comodidad y privacidad que le proporcionará el lateral de este sofá.

Un pequeño habitáculo que en su parte superior sirve de reposabrazos para el ocupante humano del mueble y que acoge a nuestro querido compañero de cuatro patas manteniendo el resto de la casa libre de esas cestas para animales a veces tan antiestéticas o que directamente destrozan el cuidado ambiente decorativo que tanto esfuerzo te ha costado conseguir.

Por su forma además puede servir, si tienes más de una mascota en casa, para que jueguen, se persigan y se escondan, ese pasatiempo que no tiene precio y que viene a ser en ocasiones como sentarte a ver un documental de National Geographic en directo. Y además es que el sofá tiene pinta de ser muy cómodo.  ─[Leibal]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor