DonJoy Velocity, dile adiós a los esguinces de tobillo [Review]

Empresas

Casi todos los que hacemos deporte sufrimos en algún momento de nuestra vida algún esguince de tobillo. Muchas veces son leves y no suponen ningún problema, otras puede dejarte lesionado durante meses sin remedio. Para evitarlos y, si has tenido mala suerte, ayudar en su tratamiento, DonJoy ha creado la que para mi es una de las mejores órtesis de tobillo pensadas para el tratamiento de esguinces y la práctica del deporte, las Velocity. Cómodas pero a la vez con una resistencia y sujeción geniales.

[itweb id=137]
Vídeo en 2D


Vídeo en 3D, si quieres cambiar el tipo de formato pulsa el botón 3D.

Lo malo de los esguinces es que pueden ocurrirte de la manera más tonta, un mal apoyo sin darte cuenta y te “tronchas” el tobillo. Hace unos meses tuve el peor esguince de tobillo de mi vida, resulta curioso que a pesar de que hago monociclismo de montaña por terrenos complicados, esto me pasó a escasos 20 metros de mi casa en la ciudad.

Como veis el pie parece sacado de una peli de zombies, esguince de grado 2 que estuvo a un pelo de gamba de ser de grado 3 y con el que estuve inicialmente varias semanas con inmovilización.

Tras la inmovilización me puse manos a la obra tratándolo con Cyriax, tratamientos con máquinas de fisioterapia, hielo y fortalecimiento activo. De ahí que buscara por Internet  una tobillera que me ayudara a soportar el tobillo mientras se iba recuperando.

De entre la multitud de tobilleras encontré las Velocity de DonJoy y decidí probarlas. La diferencia de llevarlas o no habiendo sufrido un esguince es como la noche y el día. De no poder apenas dar unos pasos a poder andar sin casi molestias.

Al principio cuesta un poco acostumbrarse, ya que en vez rodear sólo el tobillo, para dar un soporte también a la hora de hacer deporte, las Velocity constan de dos partes articuladas: un pieza que sujeta la pantorrilla, y con sujeciones internas y externas ajustables, y luego otra pieza en la que apoyas el pie. La pieza es termoajustable y se puede recortar, por lo que se ajusta perfectamente al pie y calzado.

En unos días, la sensación de llevar algo raro en el pie se transformo en no querer salir de casa sin ellas, y ahora que estoy prácticamente recuperado, cada vez que voy a coger el monociclo son algo esencial que me da una confianza y seguridad increíble.

Están pensadas tanto para prevenir como tratar, y puedes usarlas en todo tipo de deportes, incluso extremos y de competición, sin merma para tus movimientos. Permiten la flexión dorsal y plantar, pero protegen en la inversión, eversión y rotación. Además bloquean el calcáneo y soportan los ligamentos del tobillo, comprimiendo también la zona.

Las Velocity están disponibles en 3 tallas de pie, 2 anchuras de pantorrilla, versión para pie izquierdo y derecho, además de 3 niveles de sujeción: ligero, sin ningún accesorio, moderado, con un soporte del tobillo, y extra, con un “calcetín” que sujeta el pie y el tobillo.

Las podéis encontrar en tiendas con un precio entre 60 y 70 euros cada una, y tenéis más información en su página www.djoglobal.com, además de que para cualquier consulta sobre las mismas la podéis hacer a través de marketing.spain@djoglobal.com
Lo bueno

  • Protección excelente ante todo tipo de movimientos peligrosos.
  • Podrás usarlas para hacer ejercicio, reposar, rehabilitar y evitar futuras lesiones.
  • Aunque al principio molestan un poco, se vuelven muy cómodas en un par de días.
  • La planta es moldeable y recortable, por lo que puedes personalizarla a tu gusto.


Lo malo

  • Es necesario usarlas siempre con calzado.
  • Sin calcetines pueden resultar bastante incómodas.


Veredicto

La sensación de tener el tobillo protegido es algo increíble que te da mucha seguridad. Al principio pueden parecerte incómodas, pero con estar unos días con ellas te acostumbras perfectamente y las puedes ajustar también con calor y cortándolas. Básicamente convierten tus zapatillas en unas botas con unos soportes realmente eficaces.

Gracias a ellas, el “miedo” a las caídas de montaña, donde apoyar el pie mal supone fastidiártelo durante meses, se ha esfumado. Así que  personalmente si haces deporte y has tenido algún esguince o quieres evitar pasar por ese mal trago te las recomiendo. [DonJoy]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor