Dos años después Apple Safari sigue abierta a ataques ‘carpet-bombing’

CortafuegosEmpresasSeguridad

Los ataques ‘carpet-bomb’ inundan el ordenador del usuario con cientos de archivos maliciosos cuando se visita una página web.

Después de más de dos años, el navegador Aple Safari para Mac sigue siendo vulnerable a ataques que permiten a los sites inundar los discos duros de los usuarios con miles de archivos malicioso

La vulnerabilidad ‘carpet bomb’ fue desvelada en mayo de 2008 después de que algunos miembros del equipo de seguridad de Apple dijeran que no consideraban el asunto un problema de seguridad. Después de eso Microsoft pidió a los usuarios que dejaran de utilizar Safari, lo que llevó a Apple a solucionar el problema para Windows, pero no hizo nada con la versión de Mac OS X.

Esto significa que si se utiliza el navegador Safari en OS X, una entidad maliciosa puede introducir una gran cantidad de binarios o archivos de datos en la caperta de descargas.

El fallo se produce porque, aunque la mayoría de los navegadores web advierten al usuario final y le piden permiso explícito antes de guardar un archivo localmente, Safari no da este paso y guarda el archivo por defecto sin pedir permiso al usuario, incluso si se trata de cientos de archivos simultáneos.

En los dos años que han pasado desde que el fallo fue descubierto, Mozilla Firefox y Google Chrose me han actualizado para protegerse de estos ataques, pero no así Safari.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor