¿Echamos unas carreras? El circuito de F1 que cabe en tu maletín

EmpresasInnovación
0 0

Tus reuniones de trabajo van a ser un éxito a partir de ahora.

Cuando te vean llegar a la oficina con un maletín cuya parte superior es curva verás como las sonrisas empiezan a aflorar, las gorras de marcas de coches cubren las engominadas cabezas y un aroma a competición invade el ambiente. Alonso, Wetel, Hamilton… abran paso. Llega Fast Track, el circuito portátil. ¿Deseas saber más?

Nada tan inocente en un ambiente laboral como un sencillo maletín negro.

Un despiste del jefe y en menos tiempo del que tarda en ondear una bandera a cuadros el circuito está montado sobre cualquier mesa, solo falta ensamblar un par de pistas y a empezar a dar vueltas en este pequeño slot que nos permitirá no echar en falta el Scalextric que tenemos en casa y poder mojarle la oreja a ese compañero de la oficina que nos tiene frito con sus batallitas demostrativas de su superioridad al volante. Esas cosas se demuestran en la pista.

Por poco más de 20€ puedes permitirte llevar la F1 dondequiera que vayas y aprovechar cualquier momento para sentir la pasión de la velocidad y emular a tus ídolos de la Fórmula 1. No tienes más que abrir el maletín, ensamblar los segmentos de las dos mitades del circuito, conectar los mandos, situar los coches en sus guías, retirar a las chicas con las sombrillas de la pista y echar a rodar.

No temas al puente, las vallas impedirán que tu bólido salga disparado. Bueno, la velocidad tampoco será un problema para un circuito que funciona con pilas.

Y si de pronto oyes llegar al jefe no tienes más que cerrar el maletín, poner encima la carpeta de los asuntos pendientes de terminar y esperar mordiéndote las uñas para terminar el duelo a toda velocidad. ─Antonio Rentero [Firebox]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor