EEUU aprueba la compra de WhatsApp, pero vigilará violaciones de privacidad

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La FTC avisa a WhatsApp y Facebook de que deberán mantener las promesas de privacidad que han hecho a los usuarios, o se enfrentarán a consecuencias legales.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha dado su visto bueno a la compra de WhatsApp por parte de Facebook. Sin embargo, la resolución de la FTC no es un cheque en blanco para la compañía de Mark Zuckerberg, sino que contiene un aviso claro en torno a la obligación de respetar la privacidad de los usuarios de la app de mensajería.

Aunque el proceso de revisión competitiva se ha completado, la FTC envió ayer una carta redactada en términos bastante estrictos al director de Privacidad de Facebook, Erin Egan, y a la  consejera general de WhatsApp, Anne Hoge, recordando a las dos empresas que van a necesitar cumplir con las promesas de privacidad que han hecho a los consumidores, o se enfrentarán a consecuencias legales, informa CNET.

“Queremos dejar claro que, con independencia de la adquisición, WhatsApp debe seguir cumpliendo estas promesas a los consumidores”, advirtió la directora de la Oficina de Protección al Consumidor, Jessica Rico. “Además, si la adquisición se ha completado y WhatsApp no cumple estas promesas, ambas compañías podrían estar violando la Sección 5 de la Ley de la Comisión Federal de Comercio y, potencialmente, la orden de la FTC contra Facebook“.

En los términos de su política de privacidad, WhatsApp afirma que no recoge los nombres de sus usuarios, ni sus ubicaciones, direcciones de correo electrónico o datos de la libreta de direcciones del móvil. Asimismo, la empresa tampoco vende ni comparte con terceros los números de teléfono de los usuarios.

Inmediatamente después de anunciarse la compra de WhatsApp, los CEO de ambas empresas, Mark Zuckerberg y Jan Koum, se mostraron inflexibles acerca de que WhatsApp seguiría siendo la misma, lo que significa que mantendría muy limitadas sus prácticas de recolección de datos aunque perteneciera a la red social.

Tras la advertencia de la FTC, los directivos de las dos compañías tendrán que cumplir sus promesas -o, en su defecto, obtener el consentimiento de los usuarios para utilizar sus datos-, en caso de que deseen mantener la paz con la organización gubernamental, que ha tenido roces previos con Facebook sobre asuntos de privacidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor