EEUU seguirá manteniendo el control de dominios de Internet

Cloud

La polémica sobre el gobierno de la Red en la Cumbre de la Sociedad de la Información amenaza con eclipsar la enorme brecha digital existente en el planeta.

Delegados de más de 170 países reunidos en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI) acordaron que se mantenga el control de EEUU sobre Internet. Hasta ahora, el control de los dominios o direcciones de Internet ha estado en manos de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés), una organización con sede en California que depende del Departamento estadounidense de Comercio.

Muchos países en desarrollo creen que el control debe ser ejercido por una institución internacional, bajo el auspicio de Naciones Unidas. A pesar del debate y tras una dura batalla de Estados Unidos, se llegó a un compromiso para discutir el tema en el futuro, pero se acordó que por ahora ICANN seguirá al mando.

La polémica sobre el gobierno de la Red amenazaba con eclipsar el otro tema central del encuentro: la enorme brecha digital en un planeta en el que sólo el 14 por ciento de la población mundial tiene acceso a Internet. La reunión continuará hasta el viernes, con la participación de más de 10.000 delegados, incluido el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

El poder de ICANN en la Red es clave. En teoría, esta corporación no electa podría bloquear el acceso al dominio completo de un país (por ejemplo, a todos los sitios que finalicen con .es para España). Los defensores de dejar el control en manos de ICANN argumentan que la alternativa sería mucho peor. La iniciativa para ampliar el control de la Red fue promovida, entre otros, por China e Irán, países que censuran el acceso a páginas críticas de sus gobiernos.

El gobierno de George W. Bush, apoyado en esta cuestión por la oposición del Partido Demócrata, ha dejado claro su postura a la Comisión Europea, que está a favor de la descentralización del control que ahora ejerce los Estados Unidos, único país con derecho de veto en el regulador de dominios ICANN.

Uno de los últimos ejemplos de veto ha sido el que recientemente ha ejercido con la terminación .xxx para las páginas Web con contenido pornográfico, con la excusa de evitar la creación de un “barrio rojo virtual”. Los Estados Unidos también argumentan que la cesión del control de Internet podría provocar problemas de seguridad, y recuerdan el uso de la Red que realizan los grupos terroristas internacionales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor