El ejército de EE.UU fabrica su propia impresora 3D

EmpresasWorkspace

Las impresoras 3D producidas por las marcas tecnológicas resultaban demasiado costosas, así que el ejército de EE.UU se ha decidido a desarrollar su propio modelo.

Las impresoras 3D van dejando poco a poco de ser una curiosidad y cada vez se les encuentran mayores utilidades para proyectos científicos, sanitarios, tecnológicos, o como en este caso, militares.

El ejército de EE.UU se ha aventurado a crear su propio modelo de impresora 3D, gracias a la colaboración del Future Warfare Center y el Army´s Space and Misile Defense Command (SMDC) en Alabama.

La reducción de costes ha sido notable respecto a los dispositivos que se venden en el mercado. Si una impresora 3D comercial se distribuye por no menos de 3.000 dólares, las versiones tempranas y los prototipos creados por estos dos organismos no pasarían de los 700.

El objetivo principal de esta impresora será crear piezas de repuesto para aviones y naves aeroespaciales de manera rápida y económica.

“En lugar de tener una cadena logística de fabricación masiva, tendremos un dispositivo que genera piezas de repuesto lo suficientemente pequeño y ligero para ser transportado fácilmente en una mochila o en un camión”, explica la analista de operaciones de investigación del Future Warfare Center, Shannon Berry. “Parte de estos sistemas se estropean frecuentemente y muchos de ellos son producidos fuera de nuestras fronteras, así que solía tomar un largo tiempo sustituir las piezas. Con la impresora 3D podremos agilizar el proceso”.

El dispositivo que está fabricando el ejército americano incluso podría arreglarse por sí mismo si “imprimen” copias tridimensionales de sus propias piezas, según informa BBC.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor