El 61 por ciento de la microempresa española dispone de acceso a la Red

Empresas

Según un estudio de Red.es, cuatro de cada cinco entidades de menos de diez empleados tienen PC, y tres de cada cuatro, teléfono móvil.

Cuatro de cada diez empresas españolas de menos de diez trabajadores no disponen todavía de acceso a Internet, cifra que aumenta hasta el 50 por ciento en el caso de aquellas microempresas del ámbito rural, según el estudio presentado por la entidad pública empresarial Red.es, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

El 61 por ciento de las microempresas sí disponen de acceso a Internet y, de ellas, más de la mitad se conectan a la Red a través de banda ancha, fundamentalmente con una línea ADSL. Las diferencias entre el ámbito rural y urbano son notables, puesto que en la ciudad casi el doble de microempresas disponen de banda ancha (36 frente a 19 por ciento). Además, un tercio de los autónomos y empresas de menos de diez empleados siguen conectándose a la Red a través de la línea telefónica básica.

Otros datos revelan que cuatro de cada cinco microempresas disponen de PC, y tres de cada cuatro, teléfono móvil. Existe una brecha de nueve puntos entre las empresas que disponen de ordenador en los ámbitos urbano y rural, siendo sus usos básicos aquellos asociados a procesos internos. Los sectores minoristas menos tecnificados son la hostelería, los servicios personales, el comercio minorista alimentario y el transporte terrestre por carretera.

En cuanto al uso de las herramientas de Internet, menos de una quinta parte de las microempresas disponen de sitio Web, y aquellas que sí disponen de presencia en Internet se limitan, sobre todo, a dar información propia, servicios de atención al cliente y posventa, así como recogida de solicitudes.

En cambio, las operaciones de comercio electrónico aparecen en lugares más retrasados. De hecho, sólo el 14 por ciento de las compañías estudiadas compran por Internet y el 7 por ciento venden por la Red. En cambio, dos tercios de la muestra manifiestan utilizar el correo electrónico.

El estudio también revela que el desconocimiento del valor de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), la complejidad de uso y falta de adaptación a sus necesidades son las principales barreras para adoptar las Nuevas Tecnologías (NN.TT). En cambio, las principales razones de las microempresas para adoptar las NN.TT. son para hacer mejor sus actividades, mejorar el acceso a la información y adaptarse a los nuevos tiempos.

El trabajo también concluye que el precio no constituye, en general, una barrera de acceso a las NN.TT., pero sí se percibe como tal por aquellas empresas que están ya equipados y desean renovar ese equipamiento.

Por último, casi dos quintas partes de las microempresas o no saben qué actividades podrían mejorar con el uso de las NN.TT. o directamente no las introducirían. En cambio, más de un tercio considera que mejorarían sus tareas administrativas, de contabilidad y facturación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor