El 80 por ciento de los hogares españoles utiliza software ilegal

Empresas

Luis Frutos, directivo de BSA, asegura que hasta el 75 por ciento de las pymes usan programas piratas, y casi la mitad de las compañías del canal de distribución.

El 80 por ciento de los hogares españoles utiliza software ilegal en sus ordenadores domésticos, según los datos presentados por la Business Software Alliance (BSA), que calcula que el 46 por ciento de todos los programas que se usan en España, contando empresas y sector de la distribución, son pirata.

Este índice, según la organización, se mantiene estable con respecto al año pasado, lo que, según el presidente del comité español de BSA, Luis Frutos, “demuestra que se ha tapado el agujero en un año en el que la banda ancha en España ha avanzado mucho”.

En esta materia, la situación de España sigue siendo “el furgón de cola” del continente europeo, con doce puntos por encima de la media de los países occidentales, y ya superado por nuevos socios como la República Checa (39 por ciento del software ilegal), Hungría (42 por ciento) o Eslovaquia (45 por ciento). La situación sólo es peor para la industria en Grecia (61 por ciento) e Italia (51 por ciento). Las consecuencias, según BSA, son pérdidas de 689 millones de euros para el sector, que factura 2.500 millones, y la creación de 4.000 empleos menos.

Pese a todo, Frutos ha lanzado un mensaje de “moderado optimismo” de cara al futuro, ante un panorama de fuerte crecimiento de la banda ancha y las redes de intercambio ‘peer to peer’ (P2P), y ha achacado el dato global negativo “a la percepción generalizada en la sociedad española de falta de valor de la propiedad intelectual”. “La consecuencia de esto es que España ha pasado del puesto 25 al 32 en el ranking mundial del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)”, recuerda Frutos. “Perdemos posiciones en el campo tecnológico y dejamos de ser competitivos”, advierte.

“Las cifras siguen siendo insostenibles y están perjudicando a las más de 11.000 empresas pequeñas y medianas, que son las que no poseen una gran multinacional que las apoye”, declara. “Las cifras siguen siendo insostenibles aunque se haya frenado el aumento de la piratería, y este es un problema grave para el sector que la pyme no puede aguantar”, añade Frutos.

Entre los principales problemas que lastran al sector, Luis Frutos ha mencionado el uso ilegal de programas en el tejido industrial y comercio de todos los sectores: hasta el 75 por ciento de las pymes usan programas piratas, y casi la mitad de las compañías del canal de distribución.

“El canal de distribución es la puerta abierta para la piratería”, indica Frutos, que pide que se opere en la sociedad un “cambio cultural” para mejorar la valoración de la propiedad intelectual y una mayor comunicación a las compañías de las ventajas de los programas informáticos legales.

“Estamos consiguiendo sentencias favorables en los tribunales, y las condenas para estas empresas tienen sanciones medias de 49.000 euros, cuando el coste de un programa legal oscila entre los 1.000 y los 2.000 euros”, advierte. “Además, ya ha habido condenas de hasta cuatro años de privación de libertad por este motivo”, concluye.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor