El actor Tony Curtis pidió ser enterrado con su iPhone

Empresas

El cine nos maravilla en ocasiones con historias de amor que sobrepasan lo imaginable.

Algunos romances incluso traspasan el umbral que separa la vida y la muerte. Y algo parecido ha sucedido con el gran actor Tony Curtis, recientemente fallecido.

El inolvidable intérprete de “Con faldas y a lo loco” o “El gran Houdini” pidió que en su viaje a la otra vida, cual ajuar funerario de un antiguo faraón egipcio, le acompañasen unas cuantas de sus más preciadas posesiones, entre las que se incluía su iPhone. ¿Deseas saber más?

La pícara sonrisa y los chispeantes ojos de Curtis ya solo podremos vivirlas en el legado cinematográfico que nos deja.

Pero no quiso marcharse de este mundo sin llevarse algunos objetos personales muy queridos para él. En la lista de lo que se introdujo en su féretro encontramos un sombrero Stetson, una bufanda Armani, guantes de conducir, un ejemplar de su novela favorita “Anthony Adverse”, en la que se inspiró para su nombre artístico (su nombre real era  Bernard Schwartz).

No deja de ser curioso que algunos regresen a ancestrales costumbres de practicar enterramientos en lo que se acompaña al difunto con objetos importantes para él en vida, también llama la atención que algunos coloquen en esa categoría a un “simple móvil” (para muchos una herramienta imprescindible en su actividad diaria) pero también es digno de reseñar que este objeto de tecnología punta fuera tan preciado para alguien de avanzada edad (murió con 85 años) en un momento en que los dispositivos electrónicos casi parecen vedados a nuestros mayores.

En cualquier caso, descanse en paz el gran Tony Curtis y ya podéis poner un ejemplo si algún día (dentro de muuuuuucho tiempo) queréis ser enterrados con vuestro iPhone. ─Antonio Rentero [MSNBC]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor