El alto coste del ADSL está frenando el desarrollo del e-commerce en España

CloudEmpresas

Según varios expertos el comercio electrónico en nuestro país no crece al ritmo adecuado, el precio de las conexiones y la confianza son las causas. 

Con motivo del próximo Día de Internet, PriceMinister ha organizado una mesa redonda para hablar sobre Internet y el comercio electrónico en España. Al acto han asistido Charles Decaux, International Development Manager de PriceMinister ; Nydia Yallico, responsable de marketing para España de PriceMinister ; Carlos Blanco, director de Grupo ItNet ; Rodolfo Carpintier, presidente de DAD ; Gustavo García, CEO y cofundador de de BuyVip y Jaime Castellano, de la dirección de economía digital de Red.es.

El tema inicial puesto sobre la mesa fue el estado de Internet y el e-commerce en España. Todos estaban de acuerdo en que España está aún por debajo de otros países europeos y por lo tanto tiene un gran potencial de crecimiento. Según informó Nydia Yallico, España ocupa el segundo puesto en el ritmo de crecimiento europeo, con un 18%, sólo superada por Francia.

Rodolfo Carpintier, gurú de Internet en España, por su parte habló de una mentalidad anti-internet aún reinante tras el fracaso de las punto.com en el año 2000. Muchas empresas que apostaron muy fuerte perdieron entonces bastante dinero, y ahora no arriesgan nada, cuando es justamente cuando es más seguro apostar por Internet. Carpintier hablaba de que los heavy users (los usuarios más habituales) españoles son en su mayor parte gente joven que no tiene suficiente recursos económicos. Mientras que los “más pudientes” aún no usan mayoritariamente internet. Esto explicaría también que nuestro comercio electrónico esté aún por debajo de la media europea.

Sin embargo, el punto clave para el despegue es el coste de las conexiones. La ADSL en España es más cara que en otros países europeos, lo que sin duda supone un freno para el desarrollo completo de comercio electrónico en nuestro país. Mientras en España pagamos casi 40 euros por 3 megas (no garantizados), en Francia 8 megas (reales) cuestan apenas 30 euros. A pesar de que Jaime Castellano, no estaba completamente de acuerdo en este punto, las cifras ofrecidas parecían claras. Queda claro, no obstante, que el precio y la velocidad son dos factores determinantes para el desarrollo de Internet en España.

Otro aspecto esencial es la confianza en el medio. Los españoles por lo general son desconfiados a la hora de pagar con tarjeta de crédito en Internet. Sin embargo, según demostró Gustavo García, no somos tan diferentes de otros países como Alemania, donde hay un gran nivel de desarrollo de Internet y empatan con nosotros a la hora de preferir el pago contrarreembolso. En este sentido, Carlos Blanco confesaba no entender este miedo a introducir los datos de nuestra tarjeta en una tienda online de (una empresa seria) y mostrarse sin embargo confiado al dar la tarjeta en un restaurante y perderla de vista durante varios minutos. Lo que quedó claro es que esta confianza va aumentando.

Lo que tampoco ayuda al desarrollo es la dificultad para encontrar ayudas por parte de la administración. Está claro que aunque no son muchas, existen, pero conseguirlas supone emplear mucho tiempo que un emprendedor tal vez no tenga en sus comienzos, tal y como afirmaban Blanco y Carpintier.

Como conclusión final se podría decir que España va por el buen camino, pero debería llevar más velocidad. ¿Cuáles son los principales frenos que impiden esto? El precio de las conexiones, la falta de confianza del consumidor a la hora de pagar y una todavía baja apuesta de las empresas por Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor