El Aston Martin de “Skyfall” se construyó con una impresora 3D

EmpresasInnovación

Tolos tranquidos, que no panda el cúnico. Si se te saltaron las lagrimillas ante los pequeños desperfectos que sufría el mítico Aston Martin DB5 que aparece en “Skyfall”, la última entrega de la saga cinematográfica de James Bond, ya puedes respirar hondo, todo pasó, ále, ále… no se trataba del modelo original sino de una reproducción a gran tamaño obra de una impresora 3D. Que te creías tú que los únicos gadget de 007 para esta misión iban a ser una pistola con reconocimiento de usuario y una miniradio.

Casi para que se te echase encima todo el servicio secreto británico sería arruinar el auténtico Aston Martin DB5 de 1963, aparecido por primera vez en la pantalla junto al agente con licencia doble cero en “Goldfinger”·

Y como en el rodaje de “Skyfall” los malos de la peli iban a tener más que palabras con el coche de marras nada como buscarle también un “doble” para las escenas de acción. Por una vez no se ha recurrido a la infografía 3D sino a la impresión 3D.

Una empresa alemana denominada Voxeljet ha sido la encargada, empleando para ello una gigantesca impresora tridimensional que reprodujo tres modelos a escala 1:3 del automóvil real. Cada una de estas tres supermaquetas estaba compuesta por 18 partes que se montaban de manera que tuvieran una funcionalidad real, es decir, las puertas, el capó, etc. podían abrirse.

De los tres uno fue el que terminó peor parado, como podrá apreciar el espectador que acuda a ver “Skyfall”. Cualquier cosa por preservar el auténtico y original coche de James Bond que más reconocimiento mundial ha obtenido en estos 50 años. ─[Wikipedia / Voxeljet]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor