El bendgate: ¿problema real o efecto bola de nieve?

EmpresasMovilidad

Sólo nueve propietarios del iPhone 6 se han quejado a Apple de que se dobla solo. Pero han sido suficientes para despertar las mofas en Internet y, sobre todo, las de sus rivales. ¿Es para tanto el bendgate?

Cuando Apple presentó sus nuevos smartphones iPhone 6 e iPhone Plus, habló de innovaciones como el NFC o Apple Pay. Pero no informó a sus potenciales compradores de un detalle: ¡el iPhone 6 se dobla! Y no porque sea un dispositivo flexible, sino por la extremada delgadez de su carcasa, que se deforma al meterlo en el bolsillo del pantalón.

Al menos eso les sucedió a algunos propietarios del smartphone. Un usuario del foro MacRumors, conocido como Devin Pitcher, denunció que “un amigo lo puso en su bolsillo delantero y estaba así [doblado] cuando se bajó del coche“.

Otro forero llamado como Hanzoh explicó que salió de casa “a las 10 de la mañana con el iPhone en el bolsillo delantero izquierdo de mis pantalones de traje. Conduje cuatro horas para una boda, que implica una gran cantidad de tiempo sentado durante la cena y también dos o tres horas de baile. Salí a las 2 de la madrugada y me fui a la cama, conduciendo a casa cuatro horas de vuelta. Así que en total, el iPhone 6 Plus estuvo cerca de 18 horas en el bolsillo, durante la mayor parte de las cuales estuve sentado”.

Y así hasta al menos nueve personas de cuyas quejas Apple tiene constancia. La compañía de Cupertino asegura que el iPhone 6 es un dispositivo resistente “en condiciones normales”. “Si se le da un uso normal, que el iPhone se doble es algo extremadamente raro”, aseguran desde Apple, que sustiruirá los terminales afectados por lo que se ha bautizado como bendgate, siempre y cuando el doblado sea producto de ese “uso normal”.

iphone-6-bendgate

Pero como todo lo que tiene que ver con Apple se magnifica, las primeras noticias de iPhones 6 que se doblan se hicieron virales y desataron un torrente de comentarios, chistes y memes en Internet. Naturalmente, los rivales de Apple no han tardado en sumarse al bendgate, e incluso a alimentarlo.

Samsung, su gran competidor, ha sido probablemente también el autor de las bromas más crueles. “Dóblate ante aquellos que lo valgan” o “Curvado. No doblado #GALAXYNoteEdge”, son algunos de los tuits de la compañía surcoreana con los que insinúa la mejor calidad de sus dispositivos.

LG y HTC tampoco han perdido la oportunidad de burlarse del fallo del iPhone 6. El primero, que vende un smartphone flexible, el LG G Flex, asegura: “Nuestro teléfono no se dobla, es flexible… a propósito”. En cuanto a HTC, define sus smartphones como “Diseñados para soportar los entornos más exigentes. Como tus bolsillos”.

Incluso marcas que nada tienen que ver con la telefonía móvil, como KitKat -dejando a un lado su colaboración con Android- y Heineken, han usado el bendgate para promocionarse de forma humorística. “We don’t bend, we #break”, dicen los primeros, jugando con el doble sentido de break (romper y hacer un descanso), y hasta han creado una página en Tumblr que recopila diferentes memes sobre el asunto. Cualquier fenómeno puede ser usado en marketing, y más si tiene a Apple como protagonista.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor