El botón del pánico: ¿te atreves a apagar la luz?

Empresas

Casi un icono de los dibujos animados y de las películas de acción. El típico botón rojo que sólo puede y debe apretarse en las situaciones más peliagudas y potencialmente peligrosas. Ahora, por fin, puedes tenerlo en casa y darle el fin que más te agrade: accionar la bajada automática de persianas cuando esperas visita de tu cuñado, la luz del dormitorio, la del dormitorio de la suegra, el corte de corriente de la tele para las apariciones por sorpresa de la “princesa del pueblo“…

Tal vez sólo quieras demostrar a las visitas las secuelas que te dejó toda una infancia atiborrándote a dibujos animados en los que aparecían aparatos marca ACME.

O simplemente evitar tener que ir palpando con el codo a oscuras cuando llegas a casa por la noche cargado con la compra. Seguro que este enorme botón rojo del pánico resulta cómo y fácil de accionar incluso con otras partes de tu cuerpo.

Cuesta unos 15€ y además del enorme interruptor tiene una base con un acabado en aluminio bruñido de diseño eminentemente industrial que será positivamente valorado por tus invitados. Pero ¿qué haces? ¡no, por Dios, no lo aprietes!─[ThinkGeek]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor