El Buscaminas con el que no podrás hacer trampas

Empresas


Por fin alguien ha sido capaz de ampliar la vida útil del famoso juego del Buscaminas más allá de los dominios de la electricidad. El adictivo juego que desde su inclusión en Windows ha sido responsable de más horas de improductividad laboral que las conversaciones sobre fútbol en el trabajo era patrimonio de ordenadores, móviles y demás cachivaches electrónicos por fin se desliga de la energía que llega por el cable o las baterías, pasamos en esto del formato digital al “analógico”. Una moneda o en su defecto tu propia uña es cuanto necesitarás desde ahora para jugar con estos cartones rasca-rasca del Buscaminas.

Puedes llevar unos cuantos cómodamente en el bolsillo de la chaqueta par entretenerte en medio de una aburrida ópera o echarlos en el bolsillo lateral de las Bermudas cuando vayas de excursión al monte, incluso te lo puedes llevar a la playa.

La imaginación es el límite y la falta de energía eléctrica no supondrá un obstáculo para que continúes disfrutando del juego del Buscaminas gracias a estos cartones que mediante una capa que tendrás que rascar te irán desvelando dónde se ocultan las escurridizas minas. Eso sí, aquí no hay fallo posible ni vuelta atrás, salvo que seas un tramposo redomado.

Los cartones Buscaminas vienen en dos modalidades, correspondientes a dos niveles de dificultad, uno más sencillo y otro más complicado. Cuestan $2 cada uno o $3,50 la pareja, y son la solución perfecta para esos momento en que has decidido que no vas a utilizar ningún dispositivo eléctronico para tener contenta a tu pareja. [Connect design via Technabob]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor