El capital riesgo, por la neutralidad de la Red

CloudEmpresasRegulación

Los gigantes tecnológicos y los venture capitalists de EE.UU han expresado su rechazo a las medidas planteadas en dos documentos enviados a la FCC.

Primero han sido los gigantes tecnológicos y luego, quienes los secundan económicamente. Hace unos días empresas tecnológicas como Google, Amazon, Facebook o Twitter se han unido para redactar un documento en el que expresan su apoyo a la neutralidad de la Red, es decir, defienden que no haya discriminación ni cambios en la forma en la que se regula la gestión del tráfico por parte de los operadores.

El escrito, enviado a la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU (FCC) y apoyado por cien compañías TIC, rechaza la “discriminación” existente en las nuevas medidas planteadas. Una discriminación, señalan, que va contra todo lo que se ha hecho en el sector en los últimos veinte años.

Medio centenar de inversores han secundado a las empresas tecnológicas con otro documento remitido a la misma comisión.  En la carta, piden al presidente del organismo que suspenda o retrase el plan para un Internet de doble velocidad. Argumentan que los cambios supondrían acabar con el libre mercado y la igualdad de oportunidades para las compañías.

“Hemos realizado nuestras decisiones de inversión basándonos en la certeza de la igualdad de condiciones y de garantías contra la discriminación y las tasas de acceso de los proveedores de Internet. De hecho, estas dependen de la certeza de un mercado en igualdad de oportunidades”, señala el escrito. “Si las empresas establecidas son capaces de pagar por mejores velocidades de acceso a una mejor latencia, Internet ya no será un campo de juego nivelado”, añaden.

Los inversores de EE.UU, entre los que se encuentran representantes de firmas como Y Combinator, Techstars, Andreessen Horowitz, True Ventures o Greylock Partners aluden a que las startups con aplicaciones que toman ventaja por la velocidad de acceso, como los juegos, el vídeo o los servicios de pago, tendrán pocas probabilidades de “superar ese déficit, sin importar los innovadores que resulten sus servicios”.

“Los emprendedores tendrán que recaudar dinero para adquirir los servicios rápidos antes de que hayan demostrado que los consumidores quieren sus productos. Los inversores extraerán mayor parte de equity para compensar el riesgo. Las aplicaciones no podrán darse el lujo de crear relaciones con millones de usuarios”, auguran en la carta. Si el plan sigue adelante, la innovación quedará ahogada, según creen los venture capitalists. “Las ideas serán examinadas por comités y los proyectos estrafalarios y apasionados no tendrán oportunidades. Así, el resultado será mayor conformidad, menos sorpresas y menos innovación”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor