El carácter gratuito de Internet se cuestiona

Cloud

Grupos de índole muy diversa han lanzado una campaña en EEUU contra el plan de Yahoo! y AOL de cobrar por envíos masivos de correo electrónico.

Una amplia alianza de grupos sin ánimo de lucro y de interés público ha lanzado una campaña contra el plan de Yahoo! y America Online (AOL) para cobrar por envíos masivos de correo electrónico, ya que creen que podría dejarlos fuera de juego frente a las grandes empresas.

Así, grupos de muy diferente calado se han unido para protestar por un plan que podría anticipar el fin de la era de Internet gratuito. La alianza ha presentado una Web para frenar el “impuesto por correo electrónico” que America Online (AOL) planea comenzar a cobrar dentro de un mes, al que Yahoo! se sumará más adelante.

Los dos gigantes de la Red anunciaron a principios de febrero que lanzarían un “sello electrónico preferente” que dará a las firmas que paguen acceso directo a los buzones de correos electrónicos personales, y no a los de correo basura, de los internautas. A cambio de pagar esta tasa, cuyo precio oscilará entre una cuarta parte de un centavo y un centavo de dólar por cada correo electrónico, las empresas tendrán garantizada la recepción de sus misivas, que llevarán una especie de certificación.

Al igual que otros servicios, como Hotmail, tanto Yahoo! como America Online filtran los mensajes para tratar de identificar el “correo basura” (spam), pero en este proceso de filtrado a menudo se cuelan mensajes indeseados. La compañía californiana Goodmail Systems se encargará de procesar los correos, buena parte de ellos procedentes de bancos y firmas de comercio electrónico, pero también de grupos de menor tamaño o sin ánimo de lucro que podrían resultar los más perjudicados.

La alianza teme que este impuesto signifique el final del Internet gratuito y que “coloque en desventaja a los grupos de beneficencia, pequeños negocios e incluso familias con listas de distribución que no tendrán garantías de que su correo llegue al destinatario”, apunta Adam Green, portavoz de MoveOn.org, el grupo que lidera la iniciativa.

AOL se defiende argumentando que la lucha contra los ataques de phishing será beneficiosa para todos, ya que evitará timos como los que sucedieron tras el maremoto de Asia o el huracán “Katrina”, cuando proliferaron portales dedicados a la recogida de fondos que resultaron ser fraudulentos.

Otra gran crítica es que el sistema no sólo se aplicará a los envíos masivos, sino también a mensajes individuales, como por ejemplo la confirmación de una orden de compra, misivas que podrían quedar enterradas en el buzón destinado al correo basura.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor