El CEO de Instagram se embolsará 400 millones de dólares por la venta a Facebook

Adquisiciones y FusionesAppsEmpresasMovilidad
Instagram

Kevin Systrom poseía un 40% de la start-up de la aplicación fotográfica. El cofundador Mike Krieger tiene otro 10%.

Con un año y medio de vida y tan solo una quincena de trabajadores, Instagram se ha convertido en una de las start-ups más rentables para sus creadores tras anunciarse ayer la compra por parte de Facebook por 1.000 millones de dólares.

El CEO de la firma de la aplicación fotográfica, Kevin Systrom, es quién más dinero se embolsará por la operación. Según revela Wired, el mandamás cuenta con un 40% de participación en la compañía, lo que le permitiría obtener 400 millones de dólares. En otras palabras, la compra le habría supuesto al ejecutivo 725 millones de dólares al día desde que Instagram fuera lanzada en octubre de 2010.

El también cofundador de la compañía Mike Krieger va a llevarse igualmente un buen pellizco. Krieger posee un 10% de la empresa, por lo que percibirá 100 millones de dólares. Los otros 13 empleados de Instagram se repartirán otros 100 millones ded dólares en stock option, dependiendo del tiempo que hayan trabajado para la oranización.

La operación también ha dado una alegría a las firmas que participaron en la primera ronda de financiación de Instagram. Benchmark Capital posee un 18% de la empresa y Andreessen Horowitz y Baseline Ventures se hicieron con un 10% cada una. Sus ganancias podrían duplicarse en pocos días cuando Instagram cierre su segunda ronda de financiación con la firma de capital Sequoia.

No siempre puede hablarse en Silicon Valley de un emprendedor que se hace rico con la primera empresa emergente que funda, pero este ha sido el caso de Systrom. El CEO de Instagram se licenció en Ciencias e Ingeniería por la Universidad de Standford en 2006 y ha trabajado dos años para Google antes de aventurarse en el emprendimiento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor