El coche que se conduce a sí mismo

Empresas

Si te gustó Herbie, seguro que también disfrutarás del nuevo Volkswagen Golf GTi.

El fabricante alemán de automóviles ha tomado el concepto del escarabajo capaz de sentir y conducirse a sí mismo, Herbie, para crear su nuevo prototipo, inicialmente para ayudar a los ingenieros de Volkswagen a probar sus vehículos. El prototipo es capaz de conducir, frenar y acelerar a más de 150 millas por hora sin ninguna intervención humana.

Y no es que se le controle remotamente o esté preprogramado, sino que utiliza un radar y sensores láser que leen la carretera y envían los datos al ordenador del coche. También incorpora un sistema de navegación GPS para determinar la posición del coche con una variación de una pulgada.

Con tantos elementos automáticos en el coche, desde el control de crucero a sistemas antichoque, no parece quedar mucho para que los humanos dejemos de conducir.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor