El Congreso incorpora tecnologías de última generación

Cloud

La Cámara Baja invertirá 17 millones de euros en un plan de modernización digital con el objeto de que los ciudadanos se sientan mejor representados.

El Congreso de los Diputados va a invertir 17 millones de euros en cuatro años para incorporar las tecnologías de última generación al trabajo parlamentario, facilitar la labor de los diputados y también el acceso de los ciudadanos al Parlamento.

Este proyecto se enmarca dentro del programa de modernización de la Cámara Baja, que ya se puso en marcha con la concesión a Telefónica de un contrato para la entrega de móviles a los diputados.

También se ha iniciado la entrega de un moderno ordenador portátil a todos y cada uno de los 350 diputados, que sustituirán a los modelos que tenían ahora.

El Congreso también les ha instalado una línea ADSL en sus domicilios o despachos situados fuera de la Cámara para que puedan acceder desde ellos a la Intranet parlamentaria.

El objetivo de este plan tecnológico es conseguir un “Congreso sin papeles”, con la instalación de pupitres electrónicos en las bancadas de la Cámara, de manera que los diputados puedan tramitar sus iniciativas (preguntas, proposiciones y enmiendas) en soporte digital y sin necesidad de documentos.

Además, los 350 parlamentarios dispondrán de una página Web cada uno para que expongan toda la información relativa a su trabajo, y se les procurarán los medios tecnológicos necesarios a fin de que puedan continuar su actividad, fuera de la Cámara, estén donde estén, sin necesidad de trasladarse al Congreso.

La finalidad última del plan, además de lograr la gestión electrónica de los procedimientos parlamentarios y de que los ciudadanos dispongan de un acceso más fácil y “transparente” al Congreso, es que los ciudadanos se sientan mejor representados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor