El contraespía y sus aparatos

Empresas

¿Qué hacen las grandes corporaciones cuando piensan que alguien les puede estar espiando? Bueno, pueden hacer muchas cosas, pero quizás lo primero que hagan sea llamar al señor de la foto, Kevin Murray. Este señor posee uno de los equipos más eficaces de detección de objetos que sirven para espiar. Te contamos como usa alguno de sus aparatos, tras el salto.

Por ejemplo, como los micrófonos y cámaras a día de hoy son inalámbricos, usa un analizador de espectro para detectarlos. Sin embargo, este dispositivo es inútil cuando lo que se intenta detectar está apagado, pero no está todo perdido, pues existe otro dispositivo que se aprovecha de una circunstancia: los objetos espías están formados por semiconductores, transistores y diodos, los cuales hacen rebotar las señales de radio a una determinada frecuencia, y este aparato se encarga de emitir y posteriormente de escuchar estas señales.

Otro dispositivo que usa este espía tan particular es una cámara infrarroja, la cual detecta variaciones de temperatura, lo que permite detectar cualquier objeto electrónico que esté oculto en una mesa, pues el calor que emiten, aunque imperceptible para los humanos, los delata frente a esta máquina.

Por último, aunque es el dispositivo más sencillo, no por ello es el menos útil: una linterna de luz ultravioleta. ¿Para qué es útil? Sencillo: la pintura fresca absorbe la luz ultravioleta, mientras que la pintura que lleva tiempo la refleja. Esto es útil para detectar posibles “obras” no deseadas que hayan incorporado algún cable no deseado a la habitación que se esté investigando. En definitiva, no sé de quién hay que preocuparse más, si de los espías o de los contraespías que usan dispositivos tan avanzados (¡y caros!) [Wired, Foto: Andrew Hetherington] — Fco. José Cañizares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor