El Curiosity abre sus ojos

Empresas

Después de las primeras y borrosas fotografías que nos llegaron desde el cráter Gale de Marte, debidas a las cámaras auxiliares del Curiosity, una vez posado el polvo del aterrizaje y aseguradas las condiciones óptimas para el funcionamiento del último ingenio que la NASA ha conseguido situar en la superficie de Marte, ha llegado el momento de comenzar a comprobar el funcionamiento de las cámaras principales y estos, los ojos del Curiosity, ya han comenzado a enviarnos las primeras imágenes, así como fotografías panorámicas y otras en alta definición del descenso.

Como si de Wall.e se tratase, el Curiosity presenta un juego doble de cámaras para la navegación, para poder desplazarse con seguridad por el entorno de su lugar de aterrizaje, que ya han entrado en funcionamiento.

Nada más encenderse la cámara derecha ya captó con gran detalle la superficie marciana y de parte del propio vehículo, mientras que curiosamente la cámara izquierda tardó algo más en “despertarse” y la primera imagen que ofreció recuerda simpáticamente a un par de párpados apenas abiertos por los que comienza a filtrarse la luz.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de Pasadena, desde donde se controla la misión, también ha recibido imágenes en alta resolución del descenso de la cápsula que albergaba al Cusiosity. Con varias de estas imágenes se confeccionará un vídeo que promete ser espectacular.

Sumando varias capturas parciales se ha podido elaborar una panorámica del nuevo vecindario del Curiosity. Desolado y muy parecido a tantos paisajes desérticos terrestres que hará que los conspiranóicos de medio mundo se lancen a recorrer Atacama, Mojave o el Gobi buscando al artefacto de la NASA para poder hacerse la foto con él y proclamar “¡véis como era un montaje!”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor