El despliegue desordenado de las redes Wi-Fi puede afectar a los servicios

Regulación

El Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación sostiene que la actual situación puede derivar en incumplimientos de la legislación vigente.

El Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) ha hecho público un informe en el que alerta de que un despliegue desordenado de redes inalámbricas de acceso a Internet Wireless Fidelity (Wi-Fi) puede afectar a la calidad y seguridad de los servicios, al tiempo que considera que la actual situación puede generar un uso inapropiado del espectro radioeléctrico.

El COIT ha explicado que Wi-Fi es una tecnología madura y eficaz, que permite la transmisión de voz, datos e imagen y que cuenta con una enorme potencialidad. Sin embargo, ha añadido que se puede ver truncada si no se toman las medidas oportunas.

Así, estima que la actual situación, caracterizada por el rápido despliegue de redes sin solicitud expresa de uso del dominio público radioeléctrico ni elaboración de un proyecto técnico adecuado, puede derivar en incumplimientos de la legislación vigente al producirse usos inapropiados de esta tecnología.

En concreto, alerta sobre prácticas profesionales poco apropiadas e ineficientes y una mala interpretación del uso común del espectro radioeléctrico, ya que aunque en ese rango de frecuencias es un medio libre su uso está regulado.

Asimismo, advierte de la utilización de equipamiento no certificado y del empleo de potencias de emisión más elevadas de lo permitido y sin ningún control, lo que puede estar generando un cierto riesgo al no verificarse un control de emisiones radioeléctricas según la normativa vigente.

La tecnología Wi-Fi ha logrado más de 50 millones de usuarios en cuatro años y sus previsiones de crecimiento se estiman en más de 700 millones en todo el mundo en 2008. En España, el número de redes Wi-Fi al cierre de 2003 se situaba en torno a las 3.000 y se prevé que se superen las 12.000 en 2008.

El COIT también aconseja diseñar e implantar un buen plan de seguridad y posteriormente adaptarlo al crecimiento y evolución de la red. En este sentido, afirma que las soluciones para la seguridad de las redes Wi-Fi y la integridad de los datos ya existen, pero “es necesario que sean implementadas con rigor y actualizadas por profesionales competentes”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor