El diseñador estrella de Apple, nombrado Caballero del Imperio Británico

Empresas

Ayer nos hacíamos eco aquí en Itespresso del premio Príncipe de Asturias otorgado a Shigeru Miyamoto (el padre de Mario Bros.) y hoy seguimos con los grandes honores. El afortunado es Jonathan Ive, cuyo nombre probablemente no suena tanto como el de Miyamoto, pero es el responsable de las líneas maestras del diseño de los dispositivos más populares de Apple de los últimos años. A él se debe la revolución que comenzó con el primer iPod… y de ahí en adelante. Hoy ha sido nombrado Caballero del Imperio Británico.

Un título que siempre viene bien para dejar caer en las ferias de la electrónica y romper un poco el aburrimiento tecnológico.

Un contraste del típico arcaicismo que se relaciona con la corona británica y que en esta ocasión reconoce el importante papel que ha tenido el trabajo de un súbdito de Su Graciosa Majestad, determinante en parte del gran éxito alcanzado por los dispositivos Apple desde que Ive se puso al frente del área de diseño de la marca allá por 1996.

No fue el primer reproductor de MP3 pero sí fue el primero en revolucionar el modo en que el usuario manejaba la navegación por menús, carpetas y contenidos gracias a su “rueda”. El iPod fue por un lado el dispositivo que rompió definitivamente esa industria entre los que languidecían encabezonados en sus conceptos que se demostrarían superados, y los que querían ser como él.

Después la alicaída manzanica mordía consiguió revitalizarse gracias al gran éxito de su línea de reproductores multimedia (porque no tardaron en ofrecer también reproducción de vídeo) hasta llegar a los nuevos conceptos de smartphone y al tablet, dispositivos que previamente existían pero que gracias al novedoso estilo aportado a su aspecto y modo de empleo consiguieron alterar lo ya conocido generando una nueva corriente que aún dura.

Parte de la responsabilidad le corresponde a Jonathan Ive, quien alumbró los diseños hoy populares de iPod, iPhone, iPad, iMac o MacBook. Pocos productos de Apple han escapado a su mesa de trabajo, y precisamente su importante legado al mundo del diseño tecnológico es uno de los factores que han tenido en cuenta en el seno de la corona británica para otorgarle este honor.

Ive nació en Londres hace 45 años pero vive desde hace tiempo en San Francisco, donde tiene su sede Apple. Considerado por Steve Jobs como “un compañero espiritual“, comenzó a trabajar para la empresa en 1992 tras terminar sus estudios en la Universidad Politécnica de Newcastle (Inglaterra). Ya en 2005 fue nombrado Comandante del Imperio Británico y ahora ve recompensado su trabajo y su talento alguien que ha manifestado que mientras diseña un dispositivo no piensa en el impacto que tendrá sino en que sea el mejor producto posible. ─[Daily Mail]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor