El DNI electrónico entrará en funcionamiento a partir de 2005

Cloud

La Administración señala que las TI deben ponerse al servicio del ciudadano con el fin de democratizar el conocimiento y acelerar las comunicaciones.

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, ha detallado que los primeros DNI electrónicos estarán en disponibles a partir de 2005. Si se cumplen las previsiones y se solucionan los problemas “jurídicos y económicos”, a finales de esta legislatura “millones de españoles lo utilizarán”, añade el ministro.

La introducción del DNI electrónico, que permitirá a los ciudadanos identificarse y firmar en el mundo telemático, será “paulatina” y “obligará a una compleja adaptación de la Administración”, explica Sevilla, para quien el reto del sector público y las empresas privadas pasa por poner las Tecnologías de la Información (TI) al servicio del ciudadano con el fin de “democratizar el conocimiento”, acelerar las comunicaciones, y aumentar la eficacia de la Administración.

Para ello, apunta el titular, el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) ha elaborado el Plan de la Modernización Tecnológica de la Administración Pública 2004-2007, que cuenta con un presupuesto de 84 millones de euros y que, entre otras iniciativas, incluye la implantación del Documento Nacional de Identidad Electrónico (e-DNI).

Por su parte, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, ha asegurado que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio está “muy comprometido” en el desarrollo de las nuevas tecnologías y la Sociedad de la Información, porque es “una de las bases más sólidas para el desarrollo social, el aumento de la productividad y el crecimiento económico”.

No obstante, los indicadores internacionales, lamenta, “muestran que España no está al nivel de otros países” de su mismo peso económico, por lo que “es urgente poner en marcha planes específicos” como el de la Administración electrónica.

El secretario de Estado también ha advertido de “la falta de coordinación” existente entre la Administración Central, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, y en este contexto, subraya que “el MAP tiene un importante papel de liderazgo en el que el Ministerio de Industria quiere colaborar”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor