El frenado automático de Volvo sigue fallando

EmpresasInnovación
0 0

Hace un tiempo Volvo hizo una demostración de su sistema de frenado automático. Ese que detecta algo delante de tu coche y lo frena automáticamente. Ahora, también han conseguido fallar a la hora de frenar cuando detecta peatones. Ahora bien, ¿nos interesa realmente que funcione perfectamente? Mira las tortas tras dar el accidentado salto y descubre por qué quizá no sea tan buena idea.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=aNi17YLnZpg[/youtube]

Este es el vídeo de hace 4 meses. Fue lo que se llama un Epic Fail, en mayúsculas. Los de Volvo lo atribuyeron a que tenía la batería bastante descargada, desactivándose el sistema para ahorrar.

A continuación , podéis ver el de detección de peatones:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=lcJ9xgBZJdI[/youtube]

Aprovecho para presentaros a Bob. No es el director de seguridad de Volvo ni el conductor del coche. Es el monigote que hace de peatón.  Al pobre intentaron atropellarle un total de 12 veces, de las cuales se salvó 9 veces. No es que sea una baja estadística, pero se llevó 3 buenos impactos, de entre los cuales arriba podéis ver uno.

Este Volvo V60 ha sido diseñado para frenar automáticamente cuando su radar y cámara detectan un peatón. Otra cosa es que el coche quiera hacerle caso a su diseño, claro. Según explicaron a los periodistas australianos durante la demostración llevada a cabo en Italia, esos 3 impactos se debieron a que el monigote no estaba bien configurado.

Así que recuerda: cuando te vaya a atropellar un coche, en lugar de saltar hacia la acera, mira si es un Volvo. Cuando lo hayas comprobado, ponte bien de frente con todas las extremidades visibles, para que no te confunda. Y entonces pueden pasar dos cosas:
1) Que aun así no te detecte y mueras.
2) Que te detecte perfectamente, sin fallo alguno, y el sistema se masifique, con lo que tendremos en la calle todo tipo de gamberros tirándose a la carretera para que nuestros coches frenen automáticamente (si nunca falla, no hay riesgo), pegándonos el susto padre y dejándonos las cervicales. (Luego, como venganza, intentaremos atropellarlo y el coche no nos dejará).

No sé qué opináis vosotros, yo no acabo de verlo. — Javier G. Pereda  [Jalopnik]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor