El fundador de Best Buy abandona el barco

Empresas

Richard Schulze dimite como presidente de la compañía un mes después de la dimisión del ex-CEO de la compañía, Brian Dunn.

Best Buy está dando uno de los culebrones de la primavera. Hace cosa de un mes, Brian Dunn, entonces CEO de la compañía, dimitía tras un escándalo interno al conocerse que había mantenido una “relación personal extremadamente cercana” con una empleada. Ahora cae la cabeza de Richard Schulze, fundador y presidente de la compañía, que dimite tras descubrirse que conocía los hechos y que no alertó a la directiva.

Schulze habría conocido los hechos sobre Brian Dunn ya en diciembre, cuando un ejecutivo de la compañía le habría entregado una “declaración escrita” de otro empleado acerca del tema. El fundador de Best Buy, en vez de compartir el documento con el resto de la directiva, se lo guardó y fue directo al entonces CEO. Dunn negó de forma categórica estar teniendo una relación con una empleada.

No obstante, cuando los hechos finalmente salieron a la luz, la compañía realizó una investigación interna y, si bien tanto Dunn como la trabajadora negaron mantener una relación “romántica o inapropiada”, ni se encontraron evidencias acerca de malos usos de los fondos de la compañía, se acabó por despedir a Dunn por crear un ambiente de trabajo negativo.

Según el informe de la investigación, “algunos empleados dijeron que sentían que las reglas servían para todos los empleados menos para el CEO”. Además, aseguraron haber visto a Dunn visitar a la empleada en su oficina y solos en salas de conferencias.

Richard Schulze es propietario del 20% de las acciones de Best Buy y es, a través de otros fondos de inversiones, el mayor accionista de la compañía. Será sustituido, según recoge The Wall Street Journal, por Hatim Tyabji, y se convertirá en presidente emérito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor