El futuro del iPad en China cada vez más negro

Empresas

La posible prohibición de exportación de iPads desde China se complica, ahora parece que el ya de por si delicado tema de prohibir exportar iPads producidos en China, que son casi todos, empieza a no ser una cosa local de varias ciudades, sino algo más masivo en lo que China podría dar la razón a Proview, la demandante que dice tener todavía la marca registrada de iPad. A continuación os contamos como está el patio y las posible razones del follón.

Tras incautar iPad en varias ciudades, se habla no sólo de prohibir exportaciones (lo que le haría más daño a Apple, ya que supone escasez a nivel global) sino también prohibir la comercialización en China.

Total, que eso  supondría un varapalo épico para Apple que no podría hacer nada con los iPads ni dentro ni fuera de China. Cosa que por otro lado es algo que la misma Apple ha intentado previamente con varios productos de la competencia.

¿Pero cómo se ha llegado a esto? No es simplemente puro escarmiento a Apple. La cosa es que cuando Apple compró la marca iPad a la filial de Proview en Taiwan en 2009, lo hizo por 35.000 libras a través de una compañía británica que Apple creó para que no se supiera que eran ellos y le dispararan el precio.

Claro, Proview al enterarse acusó hace un tiempo a Apple de actuar de manera deshonesta y les demandó por 10 millones de dólares, además de que la jurisprudencia de la marca comprada no estaba clara en China.

La cosa ha ido escalando y ahora que Proview está económicamente muy mal y se enfrenta a dejar de estar en la bolsa de Hong Kong este junio si no consigue capital, han decidido actuar a lo Leónidas.

Lejos de alegrarme, es triste ver que algo así pase por una cosa tan absurda como una marca y todo sea cuestión de dinero… La cosa está tan mal que si no lo solucionan los gobiernos de manera global, por culpa de marcas, patentes, abogados y el puñetero marketing, al final vamos a tener que usar palomas mensajeras. [cnbc]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor