El futuro ya no es lo que era: así veían en 1970 la vida en el Skylab

Empresas

Corría 1970, hacía meses que el hombre había puesto el pie en la Luna por primera vez y se abría ante nosotros un amplio y prometedor futuro de exploración espacial.

Ya se empezaba a pensar en el Skylab, el laboratorio orbital que sirvió de precedente a la estación espacial soviética MIR y a la actual ISS, la Estación Espacial Internacional, y comenzábamos a planificar cómo sería la estancia del hombre más allá de la superficie terrestre. Ilustraciones como esta nos recuerdan que el futuro ya no es lo que era. Y aún hay más.

En el “Anuario espacial de 1970” el ilustrador Peter Fairley recogía un exhaustivo digrama sobre los pasos a seguir por un astronauta para colocarse él solo el traje espacial con el añadido de la dificultad de hacerlo en condiciones de ingravidez.

También se mostraba una especie de saco flotante en cuyo interior quedaba “atado y bien atado” el viajero espacial para echar un sueño, algo al parecer complicado cuando la gravedad no nos atrae hacia el colchón de la cama.

Estos documentos retrofuturistas quedan consignados como testimonio de una visión del espacio que hace cuatro décadas parecía que sería el lugar donde pasaríamos nuestras vacaciones y mira dónde estamos. ─[Imagen: Steve Collins]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor