El gasto en I+D supera el 1 por ciento del PIB en España

Empresas

Según datos del INE, la Comunidad de Madrid es la región con mayor peso
en este segmento, por delante del País Vasco, Cataluña y Navarra.

El gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) alcanzó en España en 2002

la cifra de 7.193,5 millones de euros, con lo que consigue pasar por vez

primera la cifra del 1 por ciento del PIB y situarse en el 1,03 por

ciento, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de

Estadística. Por sectores de ejecución, el gasto en I+D del sector

privado (empresas e instituciones privadas sin fines de lucro)

representa un 54,8 por ciento del gasto total (lejos aún de los dos

tercios que pide la UE) y asciende al 0,56 por ciento del PIB.

Mientras, el gasto en I+D del sector público (administraciones públicas

y enseñanza superior) representa un 45,2 por ciento del total, situando

su peso en el 0,47 por ciento de la riqueza nacional.

Las

actividades de I+D se financian principalmente por el sector privado (un

49,6 por ciento) y por la Administración Pública (39,1 por ciento).

Igualmente, los fondos procedentes del extranjero (un 6,8 por ciento) y

de la enseñanza superior (un 4,5 por ciento) suponen el 11,3 por ciento

restante del gasto en I+D.

Por otro lado, la Comunidad de Madrid

es la región con mayor peso de la I+D en su riqueza, un 1,90 por ciento

de su PIB, por delante del País Vasco (1,32 por ciento), Cataluña (1,27

por ciento) y Navarra (1,11 por ciento). El resto de comunidades

autónomas ya están en cifras inferiores a la media nacional, del 1,03

por ciento.

Las actividades de I+D emplearon en el año 2002 a un

total de 134.258 personas (medidas en puestos de trabajo a jornada

completa), lo que supone el 0,73 por mil de la población activa.

Asimismo, el colectivo de investigadores alcanza la cifra de 83.317

personas, un 0,45 por mil de la población activa.

Por

género, el 36 por ciento del personal empleado en actividades de I+D es

mujer, cifra más alta en las instituciones privadas sin fines de lucro

(53 por ciento) y en la administración pública (45,7 por ciento), que en

la empresa privada, donde apenas representa el 28 por ciento.

Por

último, las empresas de los sectores de alta y media-alta tecnología

acaparan el 72,9 por ciento del gasto de I+D en 2002. De hecho, destacan

las empresas de servicio de I+D, con un 16,6 por ciento del total del

gasto, y las farmacéuticas, con un 10,3 por ciento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor