El Gran Colisionador de Hadrones también está en versión LEGO

Empresas

El CERN es uno de esos sitios del que muchos temen que sea capaz de producir el fin del mundo.

Quizá le perdamos un poco el miedo si podemos jugar con una réplica del mismo hecha con los míticos bloques de LEGO. A escala 1:50 y tras más de 80 horas de trabajo Sasha Melhase, un físico del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhage ha logrado este pequeño LHC en el que empleó casi 10.000 piezas de LEGO por un valor de unos 2.000 €.

Parece ser que aún no ha desintegrado a ningún hombrecillo de LEGO.

No ha sido nada sencillo construir este Gran Colisionador de Hadrones de LEGO puesto que casi la mitad del tiempo total se dedicó a planificar el montaje de las piezas.

El autor decidió lanzarse a la construcción de su propio LHC en plan Bricomanía (“hoy vamos a construir nuestra propia máquina del fin del mundo”) para explicarle mejor a sus alumnos el funcionamiento del mismo y para que le perdieran el miedo a una maquinaria tan compleja que tiene como una de sus tareas localizar el Bosón de Higgs, la llamada Partícula de Dios que explicaría cómo se configura la materia (por resumir).

Ahora falta que la propia LEGO se anime a lanzar comercialmente este modelo y que en la etiqueta de “entre 2 y 12 años” especifique que no se tarda tanto en montarlo si eres profesor de física.─[Geek.com vía University Post]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor