El hijo de un san bernardo y un AT-AT: el armario para bebidas imperial

Empresas

Ya conocerás ese viejo chiste en el que dos montañeros han quedado atrapados bajo un alud de nieve y tras varias horas ven aparecer al típico perro san bernardo con un barrilico de coñac sujeto al collar.

Uno de los montañeros exclama “mira, por ahí viene el mejor amigo del hombre“. Su amigo le responde “sí, y viene con un perro”.

Cambia los dos montañeros atrapados por dos soldados imperiales atrapados en el remoto mundo helado de Hoth y ya puedes imaginar lo que se alegrarán al ver llegar este mueble bar con forma de AT-AT.

Quizá no fuese la forma más eficaz ni rápida de transporte, pero hay que concederle al AT-AT una poderosa capacidad para instalarse en nuestro subconsciente.

Especialmente si te dedicas al bricolaje casero y te gusta la decoración y las bebidas alcholicas… añadiéndole una pizquita de frikismo galáctico. El resultado es un AT-AT de tamaño caballo pequeño capaz de albergar… no, tropas de asalto no, algo mucho mejor: tus bebidas favoritas.

Y recuerde, no se ofusque con este terror bricolájico que ha construido y si bebe no piloto su X-Wing, joven padawan. ─[Imgur vía Obvious Winner]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor