El hombre, modelo para montar

Empresas
0 0

Doce piezas de plástico.

Eso es todo lo que necesitamos para tener un hombre. O al menos un simulacro del mismo. Es la propuesta del artista Wayne Chisnall, recordándonos inevitablemente aquellos muñequitos que venía en un sobre para montar y que tras unas cuantas tardes de juegos terminaban indefectiblemente mutilados. Una reproducción a escala 1:1 del propio cuerpo del artista que tal vez encierre un profundo discurso tras su propuesta, pero que básicamente da ganas de ponerse a jugar. Y aún hay más.

El cuerpo de Chisnall queda diseccionado en 12 partes… o dividido en 12 piezas, presentadas en torno al típico marco de los juguetes infantiles para montar.

Si los desmontamos de dicho marco y los unimos (aquí vamos a gastar más de un bote de pegamento) el resultado es una reproducción a tamaño real de este artista. Algo que puede quedar muy bien en el recibidor de casa y que puede hacer su papel cuando tengamos que guardar cola para algún evento. Ahora solo falta que empiecen a hacerlos con la forma de Scarlett Johanson.

De momento se puede ver en la exposición de Chisnall en la galería Scream de Mayfair, célebre barrio obrero de Londres. Con una de sus esculturas, “Magnet“, nos proporciona una interesante idea sobre qué hacer con todos esos imanes que nos regalen y que ya no caben en la puerta de nuestra nevera.─Antonio Rentero [Wayne Chisnall]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor