El iBook que venía con un iPad incrustrado

EmpresasInnovación

Seamos sinceros, la mayor pega de los tablets es que carecen de teclado.

Tienen otras muchas ventajas, pero donde esté un teclado qwerty de los de toda la vida, el resto de soluciones sons sustitutivos con mayor o menos fortuna.Menos mal que aún queda gente con habilidad para coger una pieza de tecnología obsoleta y acoplarla a lo último de lo último para encontrar una solución de compromiso, como este amigo que ha cogido su viejo iBook y ha sustituido la pantalla por un iPad. ¿Deseas saber más?

Un poco de bricolaje electrónico es algo que puede ayudarte a pasar una aburrida mañana de finde. Solo necesitas tener algún trasto viejo que ya no utilices y otro trasto nuevo al que quieras dotar de originalidad.

Por ejemplo, ese iBook que hace años que lo tienes de elemento decorativo en un rincón del escritorio, ¿porqué no vaciarle las tripas y cual Frankenstein, dotarlo de una nueva vida? Basta alojar en el hueco de su pantalla tu nuevo y flamante iPad y, ya puestos, sustituyes su viejo teclado por el nuevo teclado de Apple, ese tan finito, de aluminio, tan moderno él.

Con un poco de maña colocas el cable del iPad Cammera Connection kit por aquí, el Dock Extender Cable para iPod por allá y ya puedes dedicarte a asombrar a propios y extraños con algo que en su día ni el propio Steve Jobs pudo soñar: un iBook con pantalla táctil. ─Antonio Rentero [Apple Noir]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor