El iGramófono

Empresas
0 0

Hay una infinidad de altavoces para acoplar al iPhone y poder escuchar a mayor volumen la música que nos ofrece… pero todos consumen energía.

Bien por que cuentan con su propia alimentación, bien porque la toman de la propia batería del iPhone, con lo que merman su autonomía. Pues ya era hora de que alguien se dedicara a inspirarse en la gramola del tatarabuelo y nos proporcionase un altavoz que no consuma energía pero que sí amplifique el sonido. Y por el mismo precio nos sirve de soporte. ¿Deseas saber más?

Si te pones una caracola cerca de la oreja la teoría dice que escucharás las olas del mar.

Sentimos destrozarte la historia porque la realidad es que simplemente escuchas la resonancia del sonido ambiente amplificado por la estructura curva y espiral de la caracola. Basándose en ese mismo principio de la amplificación del sonido por su reverberación en superficies curvas, los creadores de este altavoz se ha inspirado en la gramola del bisabuelo (o en su trompetilla) para crear este altavoz algo aparatoso pero de eficaz resultado a la hora de conseguir su propósito: amplificar el sonido del iPhone sin gasto adicional de energía.

Construido en silicona añade 12 decibelios de presión sonora a los altavoces de tu iPhone por menos de 20 € y además es un producto ecológico porque no te hace gastar más energía. Y cuando dentro de unos años empieces a quedarte teniente también te puede servir de trompetilla para escuchar a tu mujer. O no. ─Antonio Rentero [Cyber Guys]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor