El iPad mini bajo el destornillador de iFixit [Veredicto: más pequeño y un poco más reparable]

Empresas

El equipo de iFixit sigue en su cruzada de mostrarnos todos los secretos de lo que se esconde en el hardware de la gran mayoría de nuevos dispositivos. Esta vez el aparatico que ha pasado por su mesa de operaciones es el iPad mini. ¿Seguirá los designios manzanescos de complicar al máximo el poder abrirlo, cambiar piezas y repararlo por ti mismo a base de inundarlo de pegamento y soldar todas las piezas posibles?

Pues hay buenas y malas noticias. Las buenas es que por fin el cristal y la pantalla LCD no van unidas, facilitando y abaratando enormemente una de las principales razones de rotura del iPad. Además la batería no está soldada, no es fácil acceder pero al menos se puede cambiar. También se comprueba que los altavoces son estéreo y no mono como se pensaba.

Las malas es que parece que su pasión por el pegamento y los adhesivos se han acrecentado con el hermano pequeño del iPad. También el poner tornillos a mansalva y soldar más componentes de los necesarios, como por ejemplo el puerto Lightning a la placa, lo que incrementa muchísimo el coste de reparación en caso de que se estropee.

Resumiendo, se mejora la reparabilidad en varias partes pero se complica aún más la apertura y el acceso al interior, pero al menos hay un cierto cambio a mejor que se agradece. ¿Diseño abierto y accesible para el iPad 5 o 6? [iFixit]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor