El mal de Steve Jobs se mantiene en secreto

EmpresasMacWorkspace
0 0

Apple no da más detalles acerca de la salud de su CEO, por lo que las especulaciones sobre recaídas de males pasados se disparan.

Apple no va a decir de forma oficial qué le pasa a Steve Jobs (no de momento, por lo menos), y el propio CEO de la compañía ha pedido a su staff y, de forma indirecta, a los medios, que respeten su deseo y el de la familia de tener cierta privacidad. Pero precisamente este secretismo dispara los rumores y las especulaciones.

Desde que este mediodía se supo que Steve Jobs volvía a estar de baja, las especulaciones sobre su salud no han hecho más que sucederse, casi todas apuntando a recaídas de sus males pasados: en 2004, el CEO de Apple estuvo enfermo con un cáncer de páncreas y en 2009 tuvo que ser sometido a un trasplante de hígado que le salvó la vida.

La mayoría de los rumores apuntan a la gravedad de lo que sea que afecte a Jobs en esta ocasión, tanto por sus antecedentes y su conocida débil salud como por el hecho de que, aunque nominalmente continúe siendo CEO, lo deje todo en manos de Tim Cook.

Esta nueva baja vuelve a centrar también la atención sobre otro tema con el que se acosa últimamente a Apple: la sucesión de Steve Jobs. Como recuerda The Register, Los accionistas de la compañía quieren que los planes de sucesión dejen de ser secretos, y votarán a finales de febrero una propuesta al respecto. Hace tan solo unos días, Apple aconsejaba a sus accionistas que votasen en contra, ya que estarían haciendo pública “información estratégica”, lo que perjudicaría a la empresa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor