El mayor pararrayos del mundo demuestra su utilidad [Veredicto: rayos + Torre Eiffel = pedazo foto]

Empresas

Si alguien construye un pararrayos de 330 metros de altura… lo más sencillo es que alguna vez termine atrayendo algún rayo.

No siempre se puede fotografiar la caída de un rayo por lo impredecible de tal descarga de energía, pero si el pararrayos está en Paris y se construyó con motivo de la Exposición Universal de 1889 la cosa es diferente porque, claro, siempre hay alguien con una cámara apuntando a la Torre Eiffel. Y aún hay más.

Que no os entre el miedo si tenéis planeado visitar estos días la Ciudad de la Luz que uno de sus más reconocibles símbolos no se ha convertido en un peligro para los visitantes.

La instantánea correponde a una tormenta con abundante aparato eléctrico, como creo que se puede comprobar, y que sucedió en julio del año pasado y fue recogida por Bertrand Kulik. La fotografía, junto con otras de similiar espectacularidad, puede disfrutarse en la exposición “Luces celestiales, luces humanas en Issy L´eveque, en Borgoña (Francia). La Torre Eiffel, salvo noticia de última hora, sigue junto al Sena. ─[BBC]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor