El misterio del Teide y la pirámide que no estaba allí

Empresas

Es incluso más alta que el propio Teide… pero nadie puede tocarla.

Y es que desde la cumbre del volcán timerfeño hay ciertos momentos en que se puede ver la sombra de una gigantesca pirámide proyectada sobre el cielo, como muestra la asombrosa fotografía de Juan Carlos Casado. Lo curioso del asunto es que el perfil del Teide es bastante chato, aplanado… ¿de dónde sale entonces la sombra de esta pirámide inexistente? Tendréis que acompañarnos más allá del salto. Y aún hay más.

Con 3.718 metros sobre el nivel del mar y más de 7.000 sobre el lecho marino, lo que le convierte en el tercer volcán más grande del mundo, el Teide se yergue sobre las nubes de las Islas Afortunadas ofreciendo a sus visitantes un espectáculo colosal desde la cima.

Pero aún lo es más cuando en determinados momentos la puesta de sol conjugada con la perspectiva convierte la silueta del volcán en una estilizada pirámide. La sombra del Teide se alarga inusualmente debido a la posición del sol, muy bajo con respecto del horizonte.

La perspectiva nos juega esta mala pasada visual de hermoso resultado fotográfico. Para el caso, dada la gran altura del volcán, incluso si se tratase de un cubo, la sombra alargaría su forma alterando sus proporciones y casi terminaría también pareciéndose a una pirámide.

[TWANAPOD]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor