¿Los videojuegos son Arte? El MoMA piensa que sí e inaugura una exposición permanente

Empresas

Hace ya unos muchos cuantos años, cuando mis posaderas descansaban a diario en el aula de un instituto, tres bancos más allá un compañero de clase se ausentaba periódicamente de las lecciones más tediosas porque prefería quedarse en casa jugando a los videojuegos. El chaval realizaba largas sesiones maratonianas en las que la videoconsola alcanzaba temperaturas extremas, y sus huellas dactilares casi desaparecían de tanto machacar los botones… y claro, este chico era un verdadero “crack” con el mando, un fuera de serie, y le gustaba definirse a si mismo como un verdadero “maestro” en el ”arte” de los videojuegos. Desconozco dónde parará hoy ese chico, que para muchos quemaba células cerebrales a gogó pasando tanto tiempo delante la pantalla, pero parece que finalmente en el debate eterno sobre los videojuegos las hechos acabarán por darle la razón, pues el MoMA (Museo de Arte Moderno de New York) inauguró recientemente una exposición permanente dedicada a los videojuegos, que son ya para muchos otro tipo más de Arte de nuestros tiempos.

Es innegable que los videojuegos tienen un papel importante en nuestra cultura popular diaria, y ocupan muchas horas y espacios sobretodo entre la franja más joven de la población (que cuando vaya creciendo seguro seguirá jugando, aunque en menor medida y en otros “formatos” como el móvil, etc.). De entre toda la producción mundial de videojuegos siempre hay algunos que por su diseño, innovación, temática, etc. calaron mejor que otros (algunos moviendo grandes masas de simpatizantes), y al igual que sucede en otros aspectos y movimientos artísticos (de pintura, de música, cine, etc.) quizá merezcan también ser estudiados y destacados ¿y por qué no? en un museo.

La exposición cuenta actualmente con 14 títulos (número que en un futuro esperan elevar hasta los 40), seleccionados no sólo por su popularidad, sino que los responsables del museo también valoraron otros aspectos como el diseño, jugabilidad, innovación etc. No sé, supongo que tendrán sus criterios de selección, aunque después (y como pasa siempre en todos los museos) un cuadro de la pared a algunos les gustará y a otros les parecerá horrendo.

De momento los 14 elegidos son: Pac-Man (1980), Tetris (1984), Another World (1991), Myst (1993), SimCity 2000 (1994), vib-ribbon (1999), The Sims (2000), Katamari Damacy (2004), EVE Online (2003), Dwarf Fortress (2006), Portal (2007), flOw (2006), Passage (2008) y Canabalt (2009).

¿Son entonces los videojuegos arte? ¿Qué opinan los lectores de ITespresso? Y por cierto que hoy estoy muy curioso… ¿Qué juegos, bajo vuestro criterio museístico, se deberían añadir a la lista? Yo soy de la opinión que el fontanero italiano bigotudo debería aparecer de alguna manera, ¿No? ─ [Geekosystem]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor